Aura Cristina Geithner


¿Porqué decidió colaborar con Global Humanitaria?

Hola, hace algunos años cuando Global Humanitaria se acercó a mí y me mostró de manera sincera el proyecto en pro de las familias y sobre todo de la infancia en Tumaco. La verdad es que no dudé para nada estar allí, estar de manera presencial y percibir toda esta labor que Global Humanitaria ha hecho en favor de toda esta gente en Tumaco.

¿Qué la llevó a visitar la zona de Tumaco?

Yo creo que el enterarme de las necesidades y de los problemas tan graves que viven las personas en esta zona, además, darme cuenta que reina la pobreza, la escasez; que ellos necesitan personas y grupos que los ayuden a salir adelante por la situación que están viviendo, no solamente hoy en día sino desde hace mucho tiempo. Pienso que la decisión de Global Humanitaria, de tomar la rienda y poder brindarle a toda esta gente la posibilidad de tener una mejor vida, hizo que yo me animara a visitar esta zona y fue una experiencia inolvidable y  reconfortante, el ver cómo las familias se sienten respaldadas por esta fundación que está muy comprometida en proporcionarles esperanza a todos esos niños, a la infancia allá en Tumaco, a recuperar la ilusión de salir adelante

Después de ver lo que hace Global Humanitaria, ¿qué opinión tiene de la labor de la fundación?

La labor de la fundación es muy valiosa. Siento que es una fundación estructurada, de hecho, no es gratuito que hayan cumplido 20 años de labor. En mi recorrido por Tumaco si no recuerdo mal fue como en el 2010, tuve la posibilidad de estar allá, junto con mi hijo, y bueno, ver los espacios que ellos han creado, las escuelitas, la ayuda a las familias, el ver cómo poco a poco ellos han ido sembrando esperanza, eso lo ayuda a uno a percibir que de verdad es una fundación que está encaminada a ayudar a toda la gente allá en Tumaco, a toda la gente del Pacífico y ver que han sacado adelante a muchos de los niños.

¿Cuál es su opinión de la situación de los niños y jóvenes de Tumaco?

Pues yo pienso que Tumaco no es la única zona que vive pobreza extrema, tiene muchas necesidades y en donde la gente sobrevive, no vive, donde las personas se acostumbran a vivir de esa manera;  pienso que la responsabilidad de todos es reconocer que no solamente se vive así en Tumaco, sino en muchas zonas del mundo, sobre todo en Colombia. Por tanto, necesitan mucho de la ayuda de los demás para que las personas o la comunidad tengan calidad de vida y vida, ¿no? Pienso que fundaciones como Global Humanitaria que están encaminadas a fortalecer la educación, a fortalecer la estabilidad de las familias, permite que las comunidades se desarrollen y puedan vivir en prosperidad, en abundancia.

Definitivamente se necesita que cada persona tome consciencia de que no es posible tener una vida sin experimentar  el sentimiento de servir a los demás. Creo que hoy en día, somos más los que nos sumamos a la ayuda. Yo hace muchos años colaboré con Global Humanitaria y hoy en día estoy gestionando tener mi fundación:, La ACGEITHNER, que tiene que ver con todo lo que es equidad, transformación autosostenible e inclusión. Yo creo que una cosa va de la mano con otra, creo que somos más los que nos sumamos a las causas nobles por los demás y creo que esto apenas es el comienzo; nunca imaginé que toda esa ayuda que yo, o bueno, todo ese apoyo que yo brindé, no solamente a Global Humanitaria sino a otro tipo de fundaciones, fuera a sembrar en mí ese gran sentimiento de  brindar lo mejor de mí para lograr abrir puertas para ayudar a muchísima gente.

¿Qué mensaje le da a las personas para que apadrinen un niño con Global Humanitaria?

El mensaje para Global Humanitaria en sus 20 años y para las personas que no conocen la Fundación Global Humanitaria, es que quiero felicitar a la fundación, pues han sido 20 años de gran labor sembrando semillitas de amor y de esperanza para gente muy necesitada, para gente que no tenía ni siquiera la ilusión de salir adelante. Decirles a las personas que se acerquen y conozcan a fondo el trabajo que ha venido haciendo esta fundación, porque tienen un equipo humano generoso, un equipo organizado, en donde sus pretensiones son totalmente humanitarias, totalmente de ayuda, totalmente de generosidad. 

Así que los invito para que de verdad se acerquen a esta fundación y confíen en que los buenos somos más y que cada vez necesitamos más personas que confíen en toda esta gran labor que estamos haciendo por las personas, por la comunidad y por la humanidad, un abrazo grande.

QUIERO APADRINAR QUIERO DONAR